Estrategia y gestión de contenidos

La gestión de contenidos afecta tanto a la experiencia de usuario como a nuestro posicionamiento en buscadores por lo que debe afrontarse de forma estratégica.

Algunos de nuestros servicios son: arquitectura y contenidos web, gestión de blog, newsletter y gestión de redes sociales. También desarrollamos contenidos para formato papel. 

Arquitectura web


El diseño de una  arquitectura web eficiente es la técnica de organizar las páginas y menús de nuestra web de una foma lógica y usable para los usuarios y para los motores de búsqueda.

Es especialmente relevante cuando diseñamos una web de comercio electrónico, ya que una correcta organización de las categorías ayudará al usuario a encontrar fácilmente lo que busca.

Se trata de facilitar caminos para construir experiencias.

Redacción de contenidos web

Basándonos en técnicas SEO y en una redacción impecable, redactamos contenidos pensados para satisfacer a nuestros usuarios y para que los buscadores nos encuentren y posicionen en las primeras posiciones.

No nos olvidamos de una adecuada selección de imágenes, así como de su etiquetado.

No basta con que el contenido sea interesante, debe parecerlo.

No olvides que estamos a un clic de distancia de nuestra competencia.

Gestión del blog

La diferencia entre contar con un blog que se actualiza asiduamente y teniendo en cuenta términos «long tail» para su posicionamiento SEO, marcará la diferencia en la conversión de nuestros visitantes a leads y, posteriormente, a clientes.

Para gestionar adecuadamente un blog debemos empezar por analizar el sector, a nuestro público y nuestros objetivos. Con este análisis  podremos desarrollar un calendario de contenidos en el que tendremos en cuenta: keywords, fuentes, temáticas, titulares, call to actions, …

Gestión de redes sociales

Para una empresa, las redes sociales son la forma de conectar con el público interesado en ella.

Tras seleccionar las redes sociales más indicadas para la estrategia diseñada e implementar ésta, realizaremos un seguimiento constante basándonos en las métricas que habremos definido como clave.

Este seguimiento de los principales indicadores nos permitirá ir ajustando la estrategia día a día.